¿Cómo sé si soy un buen inversionista?

Skandia México / 19 enero , 2021

Independientemente del año tan complicado que vivimos en el 2020, el mundo de las inversiones sigue siendo apasionante.

A todas las personas nos gusta obtener ingresos extra. La inversión es como un arte, una ciencia que nos dice cómo ganar dinero, se ve simple y lo es, pero las personas suelen tomar caminos equivocados y terminan perdiendo dinero. Algunas personas dicen que invertir es arriesgado, pero la realidad es que muchas personas no saben invertir y lo han hecho de forma equivocada con resultados negativos.

Como en todos los aspectos de la vida, existen personas que son más exitosas que otras en algunos campos, por eso son necesarias la preparación continua y la especialización. Un buen inversionista es una persona que, sin necesidad de ser experto, domina los conceptos clave para entender sus estrategias de inversión, logrando así que sean un reflejo de sus actitudes y preferencias.

Hay diferentes tipos de inversionistas, dependiendo del nivel de riesgo que estén dispuestos a asumir en el momento de hacer sus inversiones. Tradicionalmente se clasifican como: conservador, moderado, y agresivo.

Pero también, independiente de su clasificación, deben partir de unas premisas o unas claves para saber invertir. El decálogo del buen inversionista de Warren Buffet le ha dado la vuelta al mundo. Hoy, queremos retomar estos aspectos y resumirlos de la siguiente manera:

1. Tendrás objetivos claros y disciplina.

Saber dónde quieres llegar, te permitirá construir estrategias exitosas, así como ser constante en las actividades de inversión.

2. Definirás tu horizonte y perfil de riesgo.

Definir el tipo de riesgo dispuesto a asumir y respetarlo es importante. Hay que mirar siempre a largo plazo y ser honesto contigo mismo.

3. Estarás informado.

Es importante saber leer las señales que emite el mercado, conocer las variables relacionadas entre sí y que pueden, eventualmente, afectar una inversión propia, como: ajustes en las tasas de interés, en el tipo de cambio, niveles de liquidez, reacción ante una nueva emisión, entre otros.  La decisión de inversión siempre será una responsabilidad exclusiva del inversionista

4. Entenderás el mercado.

La principal forma de proteger nuestras inversiones es conocer lo que está pasando en el mercado y utilizar todas las herramientas disponibles, para tomar decisiones de inversión con un mayor nivel de seguridad. La interpretación se logra con una formación constante.

5. Diversificarás, la manera más eficiente para invertir los recursos.

Buscar una plataforma de inversiones amplia y diversificada ayuda a contrarrestar de mejor manera la turbulencia de los mercados, con la posibilidad de obtener una mejor ganancia. Es correcto no poner todos los huevos en una misma canasta y siempre diversificar de forma racional, pues todo en exceso es malo.

6. Controlarás tus emociones.

Aunque a nadie le gusta ver rendimientos negativos, mantener la calma es necesario en estos momentos, ya que la experiencia ha demostrado que luego de desequilibrios financieros, siempre hay momentos de recuperación. El pánico es el peor enemigo del inversionista.

¿Estás calmado?

7. Comprarás negocios, no acciones ni bonos.

Esto implica tener bien claro el potencial del negocio detrás del activo que se negocia en el mercado de capitales.  Si el negocio tiene buen potencial de largo plazo no importan los altibajos, si se tiene paciencia se obtendrán favorables beneficios a futuro. Muy pocos inversionistas piensan en las gangas, es decir, en comprar acciones cuando se han desvalorizado.

8. Evitarás moverte con mucha frecuencia con el fin de no dar bandazos, comprar y vender en los peores momentos.

Intentar predecir el futuro no es bueno. El inversionista inteligente es aquel que en vez de salir corriendo por una desvalorización de su portafolio, decide invertir más en el mismo activo que le está generando la desvalorización.

9. Tendrás cautela ante el excesivo optimismo y la coyuntura.

Recuerde que las olas son peligrosas, no se deje llevar por las modas y tenga la habilidad para decir no.

10. Estarás bien asesorado.

Es importante escoger un administrador de inversiones sólido, con asesores certificados que cuenten con experiencia en momentos de crisis y los conocimientos necesarios para poder ayudar en la toma de las mejores decisiones. Un buen administrador de inversiones es capaz de decir a su cliente algunas veces no. 

Esa es la forma de invertir en un mundo volátil. Recuerda que todo inversionista debe estar constantemente informado, no solo sobre el contexto en el que se desenvuelve, sino sobre todos aquellos temas que debe conocer.

 

Comparte el articulo en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Share on whatsapp
Whatsapp
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Tal vez te interese

NVIDIA: La superpotencia del GPU
Skandia México / 15 mayo , 2024

NVIDIA ha dado mucho de qué hablar los últimos tiempos. Pasó de ser una empresa dedicada a la elaboración de tarjetas que producían los gráficos […]

¿Sabes cuánto invierte México en el pago de pensiones?
Skandia México / 15 mayo , 2024

La inversión que hace el sector gubernamental para la población de adultos mayores no es algo nuevo, anteriormente la llamada LEY 73 otorgaba el derecho […]

El cacao, ¿En crisis?
Skandia México / 15 mayo , 2024

La historia del cacao en México se remonta a la época precolonial, donde se usaba como moneda de cambio y se le consideraba como una […]

Skandia

Registra aquí tus datos

¿Qué tema te preocupa de futuro financiero?